NOVENA – Séptimo día

VIDA DE ORACIÓN Y ESPIRITUALIDAD DE LOS MÁRTIRES

INTRODUCCIÓN

La Guerra Civil Española de 1936 es una memoria horrible especialmente para la iglesia y la religión. Tantos religiosos o sacerdotes, monjas y laicos que dieron refugio a los sacerdotes fueron asesinados sin piedad por el solo hecho de ser religiosos. Iglesias, conventos, artículos y libros sagrados fueron quemados;se profanaron lugares sagrados, etc. Los revolucionarios intentaron poner fin a todos y todo lo que tuivese que ver con la religión. En Vic, uno de los hombres armados dijo: “¡Cuántas veces he querido poner fin a esta mala hierba, y no he podido! Pero esta vez nos aseguraremos de lograrlo”.

Los mártires que serán beatificados en octubre provienen de las comunidades de Barcelona (8), Castro Urdiales (3), Cervera-Mas Claret (60), Lérida (11), Sabadell (8), Vic-Sallent (15) y Valencia (4). Al frente de este numeroso grupo de mártires aparecen tres nombres: Mateu Casals (Sacerdote), Teófilo Casajús (Estudiante) y Fernando Saperas (Hermano). Simbolizan la diversidad vocacional en nuestra Congregación (cf. CC7). En el grupo hay 49 sacerdotes, 31 hermanos y 29 estudiantes, con una media de edad de 39 años. Catalanes, navarros, aragoneses, castellanos, todos comparten una profesión religiosa común y un gran amor a nuestra Congregación. Excepto dos, que murieron en 1937, todos fueron martirizados en los últimos meses de 1936.

Existen muchos aspectos de la vida de los mártires que no se incluyen aquí, por ejemplo las virtudes de cada persona, la obediencia, la pobreza, la fidelidad a su vocación, la precaución y la prudencia aplicadas en sus vidas, el espíritu de humildad, los diferentes ministerios, los laicos que murieron porque dieron refugio a nuestros mártires, etc. No es posible incluir todos estos aspectos en 9 días de oración. Tomaremos solo algunos aspectos importantes de su vida para nuestra reflexión.

ORACIÓN PREPARATORIA

Señor, Dios nuestro, en los designios de tu adorable bondad, predestinaste a 109 claretianos a ser mártires por tu causa y les concediste dones especiales de gracias, para que se convirtieran en el modelo de santidad en los diferentes estados de la vida cristiana. Te alabamos y te damos gracias principalmente por los tesoros de las virtudes que depositaste en sus almas, sobre todo con una fe fuerte para renunciar a su vida por tu causa. Concédenos la gracia de seguir sus ejemplos y de imitar sus virtudes, y sobre todo te pedimos, durante la meditación de esta Novena, que nos concedas tu protección por la poderosa intercesión de aquellos 109 mártires claretianos. Te pedimos también, por mediación del Inmaculado Corazón de María, cuya gloria y misericordia les fortaleció en su fe. Amén.

TEXTO BÍBLICO PARA LA REFLEXIÓN

Lucas 10,1-12

Después de esto designó el Señor a otros setenta [y dos] y los envió por delante, de dos [en dos], a todas las ciudades y lugares adonde pensaba ir.

Les decía:

—La mies es abundante pero los braceros son pocos. Rogad al amo de la mies que envíe braceros a su mies.

Marchad, que yo os envío como ovejas entre lobos.

No llevéis bolsa ni alforja ni sandalias. Por el camino no saludéis a nadie. Cuando entréis en una casa, decid primero: Paz a esta casa. Si hay allí gente de paz, descansará sobre ella vuestra paz. De lo contrario, tornará a vosotros. Quedaos en esa casa, comiendo y bebiendo lo que haya; pues el trabajador tiene derecho a su sustento. No paséis de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed de lo que os sirvan. Sanad a los enfermos que haya y decidles: Ha llegado a vosotros el reinado de Dios. Si entráis en una ciudad y no os reciben, salid a las calles y decid: Aun el polvo de esta ciudad que se nos ha pegado a los pies lo sacudimos y os lo devolvemos. Con todo, sabed que ha llegado el reinado de Dios. Os digo que aquel día la suerte de Sodoma será más llevadera que la de aquella ciudad.

O

Lucas 4,16-21

Fue a Nazaret, donde se había criado, y según su costumbre entró un sábado en la sinagoga y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías. Lo abrió y dio con el texto que dice:
El Espíritu del Señor está sobre mí, 
   porque él me ha ungido para que dé
  la Buena Noticia a los pobres;
  me ha enviado a anunciar la libertad a los cautivos
   y la vista a los ciegos, 
  para poner en libertad a los oprimidos,
para proclamar el año de gracia del Señor.
Lo cerró, se lo entregó al empleado y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él.
Él empezó diciéndoles:
—Hoy, en presencia vuestra, se ha cumplido este pasaje de la Escritura.

O

Rom 12,3-8

Apelando al don que me han hecho, me dirijo a cada uno de vuestra comunidad: no tengáis pretensiones desmedidas, antes tended a la mesura, cada uno según el grado de fe que Dios le haya asignado. Es como en un cuerpo: tenemos muchos miembros, no todos con la misma función; así, aunque somos muchos, formamos con el Mesías un solo cuerpo, y respecto a los demás somos miembros.

Usemos los dones diversos que poseemos según la gracia que nos han concedido: por ejemplo, la profecía regulada por la fe, el servicio, para administrar; la enseñanza para enseñar; el que exhorta, exhortando; el que reparte, con generosidad; el que preside, con diligencia; el que alivia, de buen humor.

MEDITACIÓN

El padre Candido Casals Sunyer (39) era un excelente predicador, con una voz fuerte y clara. Tenía una gran reputación como predicador y también reservaba tiempo para preparar sus conversaciones, teniendo en cuenta las necesidades de los oyentes. Esto se demuestra en sus misiones populares y en la predicación con mensajes del corazón. De hecho, a menudo se le pedía que predicara en numerosos lugares. Tenía celo por la salvación de las almas, por el que he desarrollado la actividad ministerial y fue un predicador incansable. He insistido en que las personas enfermas también fueron espiritualmente asistidas.

El padre Cyril Montaner Fabre (39) fue destinado a varios países para evangelizar, especialmente a las misiones de Fernando Poo. Con suma obediencia aceptó esta misión. Debido a su celo misionero nunca se preocupó por su salud. Sirvió a los enfermos y desarrolló otras actividades apostólicas.

Los testimonios son unánimes en afirmar que sus actitudes y los sufrimientos que padeció eran heroicos. Cuando estaba en las misiones, no dudaba en levantarse por la noche para cuidar de algunos moribundos y soportar los olores desagradables del hospital. Manifestó una disponibilidad absoluta para realizar cualquier trabajo siendo humilde y simple. Fiel al amor de Cristo y conforme a la voluntad de Dios, se enfrentó a las enfermedades y dolencias con un gran espíritu de sacrificio. Cuando estalló la Revolución, el padre Montaner, sin quitarse la sotana, visitó a los enfermos de la comunidad, “asegurándose que los enfermos no fueran abandonados”. Al padre Montanera le era imposble ignorar su celo misionero, arriesgándose incluso al martirio.

Jaime Girón Puigmitja soñaba con convertirse en un gran misionero allende de su patria. “Durante mi noviciado repetidamente le expliqué mi deseo de ir a las misiones. Durante este tiempo, no he podido librarme de la idea y el deseo de ir a las Repúblicas de América para trabajar entre los humildes, ya que no veo medios para ir a otros países no cristianos… He tratado de cumplir e instruir a aquellos bajo mi responsabilidad haciendo lo mejor que yo vea posible… Ya sea China o América que me está esperando, cualquier tipo de sufrimiento no me dentendrá.

Emilio Bover Albareda (67) Fue un gran predicador para la gente humilde. Su servicio era incansable, no rechazaba a nadie ni hacia distinción de ningún lugar. Aun sin poseer grandes habilidades de oratoria, era un buen misionero y predicador. Con su simplicidad y bondad dejó un recuerdo indeleble. En las misiones solía ganarse la confianza de los penitentes. Desde el púlpito decía: “No me gustan las confesiones de ángeles que no tienen necesidad y pueden engañarme”.

En 1926, el padre Juan Bautista Torrents Figueras (48) fue nuevamente destinado a Sabadell donde tuvo gran actividad apostólica en varias ciudades y pueblos. Vivía ocupado con triduos, novenas, charlas, sermones y, sobre todo, escuchando confesiones.

El padre Luis Francés Toledano (26) fue asignado como superior de la comunidad en Valencia. Aun teniendo este importante cargo, visitaba muchas ciudades para predicar misiones y todo tipo de sermones.

En el mes de septiembre de 1928, el padre Jaime Payas Fargas (29) envió una carta al Paadre General ofreciéndose a ir a las misiones. Escribió: “Y esta disponbilidad es para cualquier lugar y oficio. Según mi parecer, en otros lugares podré dar gran gloria a Dios y hacer algo para la salvación de las almas… con respecto a China, esto ha sido una ocasión para manifestar mi ofrecmiento “.

Todos estos mártires mostraron siempre su disponibilidad para la misión, en cualquier parte del mundo. Este espíritu misionero fue inculcado durante su formación. Eran predicadores incansables y no les importaba tanto su salud. Muchos de ellos pasaban varias horas al día  en el confesionario. Estaban llenos de celo apostólico para salvar las almas y no solo eran excelentes predicadores, sino que también su vida era un testimonio de la consagración religiosa.

¿Tengo el mismo espíritu de San Antonio María Claret para ir a las misiones? ¿Tengo celo apostólico para salvar las almas? ¿Me tomo tiempo para preparar mis predicaciones, homilías o re3flexiones consultando libros y tomando en consideración a los oyentes?

INVOCACIONES PARA CADA DÍA

  1. Gloriosos mártires claretianos, fieles servidores de la Iglesia: ayudadnos a acercarnos a la santa Iglesia católica, y a una fidelidad inquebrantable a todas sus enseñanzas y preceptos.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria …

  1. Gloriosos mártires claretianos, Apóstoles de la Santísima Virgen: ayudadnos a acercarnos a la devoción del Inmaculado Corazón y, por medio de ella, la salvación de nuestras almas.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria …

  1. Gloriosos mártires claretianos que fueron fieles a San Antonio María Claret y al carisma de la Congregación Claretiana: ayudadnos a tener un amor ardiente hacia Jesús, a seguir sus pasos hasta la cumbre de la perfección cristiana.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria …

ORACIÓN FINAL

  1. Rogad por nosotros, mártires claretianos.
  2. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo Señor.

Dios Todopoderoso, por cuya gracia y poder tus 109 mártires claretianos triunfaron sobre el sufrimiento y fueron fieles hasta la muerte: fortalécenos con tu gracia, para que podamos soportar el oprobio y la persecución, y testimoniar fielmente el nombre de Jesucristo, tu Hijo nuestro Señor, quien está vivo y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y para siempre.