Francisco Solá Peix

Sola, Francesc

Nació el  21 de octubre de 1912 en San Juan de las Abadesas (Gerona)

Profesó el 15 de agosto de 1931

Fusilado el 19 de octubre de 1936 en Mas Claret-Cervera (Lérida)

 

En el pueblo de San Juan de las Abadesas, provincia de Gerona, el día 21 de octubre de 1912 nació Francisco, hijo de D. Pablo Solá, bracero, o jornalero, y de Dª. Francisca Peix, que murió del parto, y dos días después fue bautizado en la parroquia de San Juan , de la diócesis de Vic. Fue confirmado en San Pablo de Seguries el 8 de octubre de 1915 por el Exc.mo José Torras y Bages, Obispo de Vic.

Los dos primeros años estuvo en Setcasas con una nodriza y después en San Pablo de Seguries, pueblo natal de su padre, hasta que ingresó en el postulantado de Barbastro en 1926.

En Barbastro cursó los dos primeros años de Humanidades y los restantes en Cervera. De aquí pasó a Vic a finales de julio de 1930 para hacer el noviciado, que inició con la toma de hábito el día 14 de agosto de ese año y culminó con la profesión el día 15 de agosto del año siguiente.

Los estudios de filosofía los realizó en Solsona, a donde llegó el 26 de agosto de 1932, y los de teología en Cervera a donde fue en el verano de 1935. Estos apenas los comenzó, pues pronto se enfermó y hubo de interrumpir los estudios al ser trasladado a la finca de Mas Claret.

Era un poco ligero, dejado de formas. Su talento era corto y tenía carácter difícil, pero sencillo, piadoso y reconocido.

Estando en el Mas Claret para reponerse de su enfermedad le sorprendió el estallido de la revolución marxista, de modo que no pudo escapar de allí y quedó sujeto a las órdenes del Comité, que les impuso el trabajo en las faenas del campo. No obstante esto, junto con los otros miembros de la comunidad mantuvo su vida de oración y preparación inmediata al martirio, cuya palma alcanzó el 19 de octubre de 1936.