Eusebio de las Heras Izquierdo

De las Heras, Eusebio

Nació el  16 de diciembre de 1913 en Gumiel del Mercado (Burgos)

Profesó el 15 de agosto de 1931

Fusilado el 19 de octubre de 1936 en Mas Claret-Cervera (Lérida)

 

En Gumiel del Mercado, provincia de Burgos y diócesis de Osma, nació Eusebio de las Heras Izquierdo el día 16 de diciembre de 1913. Fue bautizado el 21 de diciembre de ese año en la iglesia de San Pedro Apóstol, filial de la parroquia de Santa María la Mayor. Recibió la confirmación en La Aguilera, Burgos, el día 14 de mayo de 1914 de manos del Exc.mo Manuel de Castro, Obispo de Jaca, con motivo de una visita hecha a San Pedro Regalado.

Sus padres fueron D. Zacarías de las Heras y Dª. Victoria  Izquierdo, que tuvieron familia numerosa.

Los primeros estudios los realizó en la escuela del pueblo y, como todos, era asiduo a la doctrina. La vocación misionera se le suscitó por la predicación de los misioneros claretianos de Aranda de Duero, principalmente el P. Ignacio Azurmendi, y siguiendo el ejemplo de los Beatos Antolín Calvo Calvo y José Figuero Beltrán, mártires en Barbastro, ingresó en el postulantado de Alagón en el verano de 1926.

En dicha ciudad zaragozana comenzó los estudios de Humanidades y los continuó en Cervera desde el verano de 1928. Dos años más tarde se trasladó a Vic para hacer el noviciado. Tomó el hábito el 14 de agosto de 1930 e inició el año de prueba, al fina del cual emitió la profesión el día 15 e agosto de 1931, festividad de la Asunción de Nuestra Señora.

Antes del fin de mes se trasladó a Solsona para realizar los estudios de filosofía. Aquí también inició los estudios de teología que desde el mes de septiembre de 1935 continuó en Cervera.

Colaboraba con algunos artículos en la hoja semanal La Fiesta santificada. Tenía grandes anhelos de ser sacerdote, pero temía que se retrasase a causa del servicio militar. Todo se vio truncado con la revolución marxista.

Cualidades: tenía un talento mediado, muy buena conducta. Fervoroso, dócil y obediente. Muy buen religioso.

Martirio

En efecto, apenas acabado el curso de 1935-1936, el día 21 de julio de 1936, al igual que toda la comunidad se vió obligado a abandonar la casa y buscar refugio fuera de Cervera. El fracasado viaje a Solsona por impedimento del Comité de Torá, le llevó a San Ramón, al convento mercedario. A los dós días se refugió en el Mas Claret, donde fue fusilado el día 19 de octubre de ese mismo año.