José Serrano Pastor

Nació el 24 de marzo de 1899 en Corella (Navarra)

Profesó el 15 de agosto de 1915

Sacerdote el 25 de mayo de 1923

Fusilado el 18 de octubre de 1936 en Cervera (Lèrida)

 

El P. José nació en la ciudad navarra de Corella, pero de la diócesis de Tarazona, el día 24 de marzo se 1899, siendo sus padres D. Eugenio Serrano y Dª Felicia Pastor, ambos naturales de Corella. Fue bautizado al día siguiente en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario y confirmado en la misma el día 1 de octubre de 1901 por el Exc.mo Juan Soldevila, Obispo de Tarazona.

La familia era numerosa. Tres hijos fueron misioneros claretianos y una hija, Sor Mercedes, religiosa.

Entró en el seminario de Alagón (Zaragoza) el 14 de octubre de 1910 junto con su hermano Antonio[1] y otros tres de la misma Corella. Su hermano Jesús[2] ingresará años más tarde. En este seminario hizo los dos primeros cursos de Humanidades con grande aprovechamiento y calificaciones brillantes. En el verano de 1912 paso al colegio de Barbastro donde realizó otros dos cursos de Humanidades con semejante aprovechamiento.

En el verano de 1914 pasó al noviciado de Cervera, donde tomó el hábito el 14 de agosto de ese año, iniciando el noviciado bajo la dirección del P. Ramón Ribera. El día 18 de julio de 1915 recibió la primera tonsura y acabado el año canónico de prueba profesó el 15 de agosto de ese mismo año.

Los estudios de la filosofía y de la teología dogmática los realizó en el mismo centro de Cervera obteniendo las mejores calificaciones. Recibió las dos primeras órdenes menores, el Lectorado y Ostiariado, el 7 día de mayo de 1921 y al día siguiente las dos restantes, el Exorcistado y Acolitado. En agosto de 1921 pasó a Alagón para realizar los estudios de teología moral. En Zaragoza, el 10 de mayo de 1922 recibió el subdiaconado de manos del Em.mo Card. Juan Soldevila, Arzobispo de Zaragoza. Al curso siguiente el moralistado fue trasladado a Solsona, la nueva construcción y allí se desplazó José Serrano Pastor con otros 16 compañeros. En Solsona completó los estudios con el Meritissimus Maior. En la ciudad de Solsona recibió el diaconado el 1 de octubre  de ese mismo año de manos del Exc.mo Valentín Comellas, Obispo de la diócesis, y el 26 de mayo de 1923 el presbiterado de manos del mismo Obispo y en la misma ciudad.

Su primer destino fue el colegio de Játiva, donde tuvo las fiebres maltesas a consecuencia de las cuales quedó con el mal de Pot. Entonces le trasladaron a Solsona como auxiliar del Prefecto de moralistas para ver si con el cambio de ambiente mejoraba, pero no fue así. Le nombraron profesor de Derecho Canónico, pero no pudo tomar el cargo. Sus sufrimientos iban en aumento. Le conmutaron el rezo del oficio divino por tres partes del rosario. También tuvo privilegio de celebrar siempre misa votiva. Los otros destinos que recibió todos eran encaminados a recuperar algo su salud. Así al año siguiente fue enviado a Cervera y a mitad de 1925 se desplazó a Barcelona por motivos de salud. Y como enfermo volvió a Cervera. Dos años más tarde fue a Tarragona y en 1929 a Lérida. De nuevo vuelta a Cervera, a la finca del Mas Claret, sufriendo con gran edificación de todos por su paciencia y buen humor, los achaques de la enfermedad. Pasaba grandes ratos en el oratorio.

En los informes del Maestro de novicios se lee que era algo flojo y al principio poco humilde, franco y hablador (tenía 15 años). Poco a poco fue haciéndose aplicado. Algunos novicios le acusaban de que no hablaba de cosas espirituales durante los recreos, algo flojo en la piedad y muy apegado al estudio.  Tenía grandes cualidades para la literatura, pero su gran ocupación fue el sufrir. A pesar de toda enfermedad y de la persecución marxista conservó siempre un humor envidiable. En este sentido era un elemento muy valioso para los enfermos en el Mas Claret y en Cervera, donde alegraba a los decaídos. Llevó con resignación su enfermedad[3].

El día 21 de julio de 1936 al tener que abandonar la casa de la ex universidad fue llevado con los enfermos al hospital. Allí estuvo con los otros misioneros formando comunidad de oración y recogimiento como preparación inmediata al martirio, que le llegó en la noche del 18 de octubre de 1936. Cuando les prendieron en el hospital para llevarlos al martirio, a la salida se despidió de la Religiosa que estaba de guardia con estas palabras:

Adiós, que lo pase bien y gracias por todo.

A todos los llevaron en un camión al cementerio. Durante el trayecto breve fueron cantando y  y recibió las balas de los fusiles gritando ¡Viva Cristo Rey!

[1] Nació el 11 de junio de 1897; profesó el 15 de agosto de 1916; ordenado de sacerdote el 2 de marzo de 1924; murió el 3 de mayo de 1991 en Molina, Chile.

[2] Nació el 25 de mayo de 1902; profesó el 15 de agosto de 1928; ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1925; consagrado obispo el  22 de agosto de 1956, Vicario apostólico de Darién, Panamá; murió el 14 de julio de 1997 en Panamá.

[3] Berengueras, J. M., Siervo de Dios Rdo. P. José Serrano Pastor, C.M.F., en Boletín interno de la Provincia de Cataluña 12 (1950) pp. 266-269.