José Ros Nadal

Nació el 14 de octubre de 1876 en Artesa (Lérida)

Profesó el 8 de diciembre de 1899

Fusilado el 18 de octubre de 1936 en Cervera (Lérida)

 

El Hermano José nació en el pueblo de Artesa, provincia y diócesis de Lérida, el día 14 de octubre de 1876, Sus padres fueron D. Francisco Ros y Dª. Francisca Nadal. Fue bautizado solemnemente al día siguiente en la parroquia de San Miguel Arcángel. El sacramento de la confirmación lo recibió en 1877 en la misma parroquia.

Sus padres, honrados y buenos cristianos, murieron cuando él era jovencito. Antes de entrar en la Congregación estuvo de fámulo en el Colegio de los Hermanos Maristas de Lérida haciendo estudios retóricos y residió en la parroquia de Santa María del Mar, Barcelona, los años 1896-1897.

Entró en la Congregación el 21 de septiembre de 1898, en el colegio noviciado  de Cervera donde hizo un breve postulantado para Hermanos coadjutores, después del cual inició el noviciado con la toma de hábito en diciembre de ese año. Su maestro de novicios fue el P. Crispiniano García. Acabado el año de prueba emitió la profesión el 8 de diciembre de 1899. Sus oficios eran el de sastre y cocinero, pero estaba dispuesto a desempeñar los que le mandaren.

El maestro de novicios informaba de él que era un bendito de Dios y siempre al parecer dispuesto a todo. Tenía dificultades en la vista desde su nacimiento. Era muy dócil y aplicado al trabajo.

Su primer destino fue la comunidad de Cervera con el cargo de cocinero. En 1903 fue a Barbastro y Sabadell. Desde esta fue destinado a las misiones de Guinea.

Misionero en Fernado Póo

Desde Sabadell llegó a las misiones de Fernando Póo el 14 de octubre de 1904, en la expedición en que fueron los PP. Manuel Font Font, mártir en el Mas Claret el 19 de octubre de 1936, y Julián Lázaro Martínez.

Su centro principal de operaciones fue Annobón y su oficio el de cocinero que desempeñó en muchos sitios con cualidades técnicas propias de un profesional. También destacaba  por su carácter expansivo y alegre.

En el año 1907 notó una muy acentuada afección a la vista, acompañada de anemia y otras dificultades propias de influencia tropical, que a juicio de los médicos precisaban de cambio de ambiente, para prevenir otros funestos efectos.

Por ello fue trasladado a la península ibérica en 1907[1].

Vuelta a Cervera

En la península recibió todos los cuidados médicos necesarios sin lograr atajar la afección a la vista, que terminó por dejarle totalmente ciego. Mantúvose paciente y resignado a esta grande prueba.

Sus ocupaciones fueron las compatibles con su situación, primero en Sabadell y después en Cervera, desde 1921 hasta su muerte. En esta comunidad pasaba sus ratos trabajando en la encuadernación, edificando por su paciencia y trabajo. Iba por los corredores rezando el Santo Rosario.

El día 21 de julio de 1936 al ser disuelta la comunidad por orden de la autoridad civil y tener que abandonar el edificio, fue llevado al hospital con los otros enfermos. Allí estuvo recluido haciendo vida claustral absoluta. También se le ofreció la posibilidad de traslado a su pueblo natal, como al H. Reixach, pero no se pudo llevar a cabo porque la respuesta llegó después que había sido asesinado. Su fusilamiento tuvo lugar la noche del 18 de octubre de 1936 mientras gritaba ¡Viva Cristo Rey! como se ha narrado anteriormente.

[1] Evangelizadores de la Guinea española, Barcelona 1948, p. 163.