Alois Andelfinger (Deutschland)

Para mí esta beatificación significa que la Iglesia va a ser cada vez más rica. Hubo un tiempo en el que muchos cristianos fueron asesinados. Ahora llega un tiempo en el que serán beatificados. Así es la vida de la Iglesia: la muerte y la vida siempre van juntas.

Para mí esta beatificación significa también un gran don para la Congregación, para nuestro crecimiento como comunidad de discípulos de Cristo. Es una ayuda poderosa y celestial para todos nosotros. Nuestros mártires serán una protección cuando las tentaciones lleguen a nuestra vida diaria.